showcase demo picture

El encanto de ‘Les Trois Vallées’

estiber

La famosa localidad de esquí Les Trois Vallées se encuentra en el departamento francés de Saboya, cerca del parque nacional de Vanoise. Esta zona es popular por sus numerosas pistas de esquí, algunas de las cuales se pueden disfrutar incluso en verano. De hecho, se trata del área de esquí más extensa de todo el mundo, lo cual la convierte en una verdadera meca para los amantes de la montaña y los deportes invernales. Basta recordar que atesora instalaciones de renombre mundial como Courchevel, Méribel, Les Ménuires y Val Thorens.

El paraíso de los esquiadores

Les Trois Vallèes  atesora más de 280 pistas de esquí que se extienden por cientos de kilómetros y son capaces de satisfacer todas las exigencias: pueden plantearles nuevos retos a los esquiadores expertos o facilitarles el camino a quienes están dando sus primeros pasos.

En esta zona también se encuentra el famoso Snow Park y su Half-Pipe, que te permitirá llevar al máximo tus habilidades con la tabla de snowboard. Además, se trata de una de las pocas localidades de los Alpes Franceses donde se puede practicar el esquí durante los meses de verano. No tardarás en adivinar el por qué cuando distingas la imponente figura de El Aiguille de Péclet, un enorme glaciar que alcanza los 3.600 metros cubierto de nieve incluso en agosto.

Les Trois Vallées también representa un destino ideal para los amantes del esquí de fondo. Sus 118 kilómetros de pistas destinadas a esta especialidad se extienden sobre un paisaje que te dejará sin palabras, con vistas al Burgin Saulire, el Mont Charvet, los glaciares de Val Venoise y las cimas de la Grand Casse y del Grand Bec.

Encanto rural más allá de la nieve

Les Trois Vallèes debe su fama a las pistas de esquí pero lo cierto es que esta zona se puede disfrutar de mil maneras diferentes. Sus pequeños pueblos, como Orelle, Saint Martin y Belleville, ofrecen una estancia relajante donde olvidar las prisas de las grandes urbes. Tampoco podemos olvidar que la zona ofrece nada menos y nada más que 17 kilómetros de senderos entre los árboles, todo un lujo para los amantes de la naturaleza en estado puro.

No obstante, quizás uno de los mayores placeres que alberga la zona consiste en recorrer las callejuelas de sus pueblos mientras te apropias de las costumbres locales y degustas sus platos típicos, recetas que se han ido transmitiendo de generación en generación y que te harán agua la boca. No olvides llevar siempre la cámara fotográfica ya que no es inusual que al doblar una esquina encuentres a algún personaje famoso, que normalmente se alojan en Courchevel para disfrutar de la movida nocturna.

Aunque los precios en esta localidad pueden ser prohibitivos para algunos bolsillos, muy cerca se encuentra La Tania, un pueblo tranquilo perfecto para las familias, y Maribel, una localidad más joven y con un ambiente más glamoroso donde podrás tentar a la diosa Fortuna en el casino local.

Los sibaritas consumados también estarán de plácemes en Les Trois Vallèes porque podrán encontrar tiendas de moda exclusivas y, por supuesto, una amplia selección de los vinos franceses más exquisitos, que no faltan en ninguno de los restaurantes locales.

Y si quieres encontrar más sitios con encanto en Europa donde pasar unas vacaciones inolvidables, descubre las mejores ofertas aquí.

Posted in: Pueblos bonitos
Return to Previous Page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *