showcase demo picture

Pueblos bonitos

Senderismo y ruta por la Comunidad Valenciana

senderismo

En menos de un mes tenemos aquí a la primavera, y como bien sabéis, con ella la sangre se altera y empieza a llegar el buen tiempo y las ganas de hacer excursiones. Este tipo de actividades, muy domingueras por cierto, son la estrella entre familias, parejas y grupos de amigos para pasar una jornada primaveral diferente y divertida.

El senderismo es un tipo de excursión que cada vez está más en auge, y no es para menos, pues ayuda a la circulación de la sangre, al peso, y a…. ¡pasar ratos geniales con la gente que quieres!

También ayuda a liberarnos emocionalmente y saber qué y cómo afontar las adversidades en las rutas.  Como es de lógica, existen con más y menos grado de dificultad que a más de uno enamora y los convierten en senderitas auténticos y profesionales.

Hoy os vamos a presentar algunas rutas de senderismo por la comunidad valenciana. Hoy se lo dedicamos a ellos, puesto que por sus paisajes y sus caminos,  hacen que muchas de sus rutas sean increíbles de realizar, así que… ¡Prestad mucha atención que empezamos!

Cullera, el senderismo de Valencia.

Cullera es una ciudad conocida por todos por sus playas y su turismo, pero lo que mucha gente desconoce es que tiene muchas rutas senderistas que son geniales.

cullera-viajero-total

Fuente: Viajero Total

La de torres de Albacara es una de las rutas que albergan en el conjunto de senderismo de la Comunidad Valenciana.

Conformada con cinco torres y un castillo, realiza un complejo de ruta senderista que a más de uno cautivará por su esplendor y su magia, paso a paso.

¡No os lo podéis perder!

 

 

Una parte del Alicante senderista, Picó del Montgó.

Por su distancia cercana a Denia y Gandía, hace que esta ruta senderista sea una de las más espectaculares de la Comunidad Valenciana.

Esta es una de las rutas que venimos diciendo que son de grado más bien difícil y larga por sus rugosidades.

La ruta se comprende en unos 13 km y hay que ir con cuidado de no despistarse e irse otro lado y perderse.

Y… ¿Una ruta senderista al lado del mar? En Alcossebre (Castellón) la hay.

Como en las otras dos provincias Valencianas, en Castellón se pueden encontrar varias rutas, pero una de las más bonitas es la de Cala Blanca y Font de Parra.

Con ello se puede apreciar la belleza en todo su esplendor del senderismo en la Comunidad Valenciana, en combinación entre mar y montaña, con sus caminos frondoso.

En este camino no os debéis de dejar de ver el Faro de Irta, el barranco de Parra, así como a la Ermita de Santa Lucía o la Torre Ebrí.

Fuente: Viajero Total

Fuente: Viajero Total

 

No queremos desvelaros más detalles, puesto que es más divertido, bonito y emocionante que vosotros mismos descubráis lo que esconden estas rutas.

3 ideas para escapadas en pareja

Empieza a llegar el buen tiempo y quieres aprovechar algún que otro fin de semana o puente, para hacerte una escapada con tu pareja pero no tienes muy claro donde ir o que hacer.. Te damos algunas ideas románticas, de relax o para hacer turismo…

 

Escapada Relax

Si lo que os apetece es descansar y que os mimen, desconectar del estrés y el ajetreo de la gran ciudad, en el “Monasterio de Valbuena” en plena ribera del Duero en Valladolid, lo vais a encontrar!

hotel balneario

imagen: castillatermal.com/vallbuena

 

Monasterio de Valbuena

Imagen: diariodevalladolid.es

 

Un hotel-balneario 5*dentro de un antiguo monasterio cisterciense del siglo XII, del cual la estrella es su claustro y por el cual se puede pasear tranquilamente. La zona termal cuenta con varias piscinas termales, circuito de contrastes, piscina infantil y tratamientos corporales. En la primera planta se ubican las habitaciones, todas ellas únicas, no hay dos habitaciones iguales. El hotel cuenta con restaurante propio donde degustar la gastronomía de la zona, huerto ecológico, zona de especias y viñedos propios. En los alrededores hay bodegas que se pueden visitar.  Sin duda, un lugar donde se puede descansar y desconectar totalmente.

caldea andorra

Imagen: rutashispanas.es

ofertas hotel andorra

Imagen: timeout.es

En Andorra, también podéis relajaros en el spa termo-lúdico de Caldea, donde podéis aprovechar los beneficios termales del agua para descansar, recuperar el bienestar y la vitalidad. El balneario cuenta con un restaurante que ofrece carta mediterránea con toques italianos y que tiene vistas a la laguna. Y como novedad, este balneario se transforma en un escenario de lujo por las noches. Ofrecen espectáculos que mezclan la danza con los juegos de agua.

Y, aunque no lo parezca, la bella Andorra invita al relax y podréis aprovechar para degustar su rica gastronomía y realizar alguna que otra compra.

Si te interesa reservar Hotel+entrada. Te recomendamos esta oferta:

https://www.demediterraning.com/es/hotel-en-andorra-entrada-caldea.html

 

Para hacer turismo

Os proponemos dos planes: uno de montaña y otro de playa.

El de montaña os recomendamos Biescas en Huesca, en plenos pirineos y dentro del valle de Tena y muy cerquita de la estación de Formigal.

Para hospedaros, os recomendamos el hotel “Tierra de Biescas”, donde podréis disfrutar de unas inmejorables vistas a las montañas, relajaros en su pequeño spa, degustar la deliciosa gastronomía de su restaurante, y si vais en verano; disfrutar de su piscina.  En el pueblo podéis pasear a orillas del río Gállego y conocer sus bodegas y restaurantes. En invierno, para los amantes del ski, el hotel cuenta con numerosas ofertas de alojamiento+forfait.

Biescas en Huesca

Imagen: estaciondesky.com

alojamiento+forfait en biescas

Imagen: aratur.heraldo.es

 

Como destino de playa, os invitamos a Valencia y su ciudad de las artes y las ciencias.  Un complejo de ocio científico y cultural que se divide en tres partes:  L’Hemisferic,  Museo de las ciencias y L’Oceanografic.  Podéis dedicar un largo fin de semana a conocer y disfrutar de estos tres lugares combinándolos con unas visitas a la playa de El Saler y degustar una deliciosa paella en algunos de sus chiringuitos. No olvidéis perderos por El Barrio de El Carmen, conocer La Lonja o visitar su catedral para conocer su torre-campanario conocida como “El Miguelete” donde se divisan unas estupendas vistas de la ciudad.

 

Escapadas románticas 

Para los más románticos os proponemos una pequeña escapada por Sevilla.  Una ciudad con duende que enamora desde que se pisa por primera vez. Como es pequeñita, es bastante accesible pasear por sus calles. Hay que visitar el Barrio de Santa Cruz y Puente de Triana, el Parque María Luisa, donde os quedaréis fascinados con su famosa “Plaza de España”, pasear por la orilla de l río Guadalquivir para admirar su “Torre del Oro” e incluso navegar por sus aguas en alguno de sus barquitos turísticos.  Incluso un paseo por Calesa, si quieres sorprender a tu pareja. Os recomendamos alojaros en el “Hotel Amadeus” situado en pleno Barrio de Santa Cruz,  el cual era una antigua casa Patio Señorial hoy reconvertido en un hotel tranquilo y acogedor que ofrece a sus huéspedes un entorno tranquilo y relajado, donde podrán disfrutar de su terraza con vistas a la catedral.

ESCAPADAS ROMANTICAS en sevilla

Imagen: Amadeus.com

sevilla hotel ofertas

Imagen: escapadarural.com

 

Y otra ciudad para perderse de la mano, es “La Guardia” en la Rioja Alavesa. Este pequeño con casas de piedra y rodeado de viñedos y bodegas, ofrece a sus visitantes conocer su cultura enológica y conocer sus diferentes rincones como pueden ser  su “Torre Abacial”, su “Reloj de la Plaza Mayor”, su “Estanque Celtibero” o sus “Cuevas Subterráneas”. Os recomendamos el hotel “Sercotel Villa de la Guardia” con su enorme spa, sus viñedos y sus dos restaurantes dentro del hotel que harán las delicias de los paladares más exigentes.

ofertas aojamiento la rioja

Imagen: panoramio.com

La Guardia” en la Rioja Alavesa

Imagen: comercioderiojaalavesa.wordpress.com

 

Los 10 pueblos más bonitos de Europa

pueblos bonitos europa

Si tú también eres de los que les gusta escapar de las grandes ciudades, seguramente tus destinos ideales se caracterizan por ser lugares rodeados de naturaleza o de pequeños pueblos en los que sus habitantes no pasan el centenar.

Son muchos los pueblos alrededor de Europa ideales para hacer una escapada durante unas vacaciones, por lo que hemos hecho una recopilación de los que no debes perderte: pequeñas obras maestras escondidas para conocer y visitar, lejos del bullicio de turistas, pero con un encanto propio. Para aquellos que quieran acogerse a estos pequeños rincones de paraíso aquí hay diez lugares a visitar.

1. Colmar, en Francia. Este pueblo francés es un ejemplo típico de la región de Alsacia. Te recomendamos no perderte su barrio más característico, la Pequeña Venecia, con edificios en el agua típica de la antigua República Marítima.

Asimismo, en este pueblo podrás visitar el Musée d’Unterlinden, donde se albergan muchas obras religiosas y la Estatua de la Libertad, una réplica de la más famosa que se encuentra en la entrada del puerto de Nueva York.

2. Cowny, en Gales. Situado en la costa norte del país inglés, este pueblo nació a las orillas del río con el mismo nombre. Rodeado de murallas y dominado por un imponente castillo medieval, Cowny te sorprenderá gracias a Plas Mawr, un edificio de finales del siglo XVI, considerado la obra isabelina mejor conservada de toda Gran Bretaña.

pueblos mas bonitos Heidelberg

3. Heidelberg, en Alemania. En este pueblo, encontrarás la universidad más antigua de Alemania. Rico en edificios renacentistas de gran belleza, es atravesado por el “Karl-Theodor-Brücke”, uno de los puentes más bonitos y antiguos del país.

4. Lindos, en Grecia. Este pueblo se encuentra en la isla de Rodas, y ha quedado recogido en la historia gracias a que Homero habló sobre él en sus escritos. Todo el pueblo se pasa por alto de la Acrópolis, que se encuentra en el acantilado de más de 100 metros de altura. Aguas cristalinas y el antiguo castillo completan un paisaje impresionante, rodeado de naturaleza y conservado a través del tiempo.

5. Trogir, en Croacia. Este pueblo se encuentra en dos islas conectadas al continente por dos puentes. El centro se remonta al siglo XIII, e incluye más de diez iglesias, la más bella e importante es la Catedral románica de San Lorenzo, construida en 1180, en estilo típico veneciano.

pueblos mas bonitos Dinant

6. Dinant, en Bélgica. Situado cerca del río Mosa, este pequeño pueblo belga se encuentra rodeado por una fortaleza medieval. De cada pequeña calle del pueblo, se puede admirar la Catedral de Notre-Dame construida en piedra negro, con su característica cúpula de cebolla de estilo románico.

7. Karlovy Vary, en la República Checa. A los pies de la Krušné Hory, una de las montañas más altas del país, se extiende a ambos lados del río Tepla. Este pueblo lleva el nombre de su fundador, Carlos IV quien llegó aquí en 1370. Hoy en día es el spa más grande de la República Checa, y aquí es donde se celebra un festival de cine importante.

8. North Berwick, en Escocia. Allí donde nace el río Forth, en la zona de playa al sur-este del país. La ciudad está dominada por la Ley del norte de Berwick, una montaña de roca volcánica cerca de 200 metros de altura. Para visitar el Centro de Aves Marinas de Escocia, el Museo Marino de los más importantes en el Reino Unido y Kirk del Viejo San Andrés, con las ruinas de la catedral, que se hundió en el mar en 1656.

9. Mostar, en Bosnia. Fundada en el siglo XV por los turcos otomanos, Mostar cuenta con un espectacular casco antiguo, el barrio histórico Brankovac, la solución de Blagaj con la fuente de la Buna y “Mostarsko Blato”, un precioso parque natural en el oeste de la ciudad.

10. Veliko Tarnovo, en Bulgaria. La ciudad fue fundada en las orillas rocosas del río Yantra. Los primeros rastros de la fecha de la vida de nuevo a la época prehistórica, pero la zona estaba habitada en los años también de bizantino y eslavo. Veliko está dominado por una fortaleza otomana y, por el prestigio histórico y cultural ganado largo de los siglos, en 1908 fue declarado aquí la independencia de Bulgaria.

 

¿Qué te han parecido estas recomendaciones para un viaje a los pueblos más bonitos de Europa? ¿Añadirías alguno más? ¡Déjanos tus comentarios!

Descubriendo los pintorescos pueblos de Portugal

Si se tuviera que escoger un país en toda Europa que destacase por la belleza y variedad en sus pueblos, concretamente de disfrute de las vacaciones de verano durante su estancia en los hoteles, ése es Portugal. Los pueblos de este país de la península ibérica poseen todo lo que un viajero busca para pasar unos días de relax combinado con lo mejor de la cultura e historia. Portugal pueblos A lo largo de la costa y el interior de Portugal, los pintorescos pueblos son uno de los mejores atractivos para el turismo portugués: pequeñas viviendas construidas en medio de la naturaleza, donde se trabaja en los viñedos para la producción del famoso vino de néctar en el mundo. ¿Te gustaría saber cuáles son los pueblos más entrañables de Portugal? Aquí te traemos una lista para que no te hagas una idea de la belleza que se alberga en estos paisajes portugueses:

Los pueblos más bellos de Portugal

Monte Clérigo es, quizás, uno de los pueblos más pintorescos de todo Portugal. Imagina un acantilado con vistas al mar, sobre un manto verde y en medio de dos rocas en una de las dos partes, un pequeño pueblo con unas pocas casas, en su mayoría blancas. Aunque durante el invierno no son muchos los habitantes de este pueblo, es durante el verano que, gracias a sus vistas a una inmensa playa de arena blanca se llena de visitantes durante el verano.

  1. Ericeira, en cambio, es un pueblo un poco más grande, que a lo largo de los siglos ha conservado su antigua estructura, con hermosas murallas que se construyeron para proteger la ciudad contra los ataques desde el mar. Éste pueblo posee un hermoso centro urbano frente al mar: zafiro cielo y el aire fresco que acompaña los paseos por estas hermosas calles, donde también se puede ir de compras y comprar artesanía local.
  2. Monsanto es otro de los paisajes más populares durante el verano. Sus peculiaridades son las grandes rocas de granito que se han utilizado desde la antigüedad como soporte de las casas: los monolitos sirven como paredes para un gran número de características de la vivienda. Es un área que siempre ha tenido un fuerte valor simbólico y ha sido durante mucho tiempo el hogar de una empresa de los Templarios.
  3. Uno de los pueblos más bellos de Portugal que se debe visitar durante unas vacaciones en el país es de Batalha, conocido mundialmente por su monasterio en el estilo gótico: todo el país toma esta arquitectura y el material de construcción utilizado es la piedra sólida, lo que hace que la ciudad fascinante y misteriosa al mismo tiempo.

¿Qué te han parecido nuestras recomendaciones sobre qué pueblos ver en Portugal? ¿Añadirías alguno más? ¡Déjanos tu comentario!

El encanto de ‘Les Trois Vallées’

estiber

La famosa localidad de esquí Les Trois Vallées se encuentra en el departamento francés de Saboya, cerca del parque nacional de Vanoise. Esta zona es popular por sus numerosas pistas de esquí, algunas de las cuales se pueden disfrutar incluso en verano. De hecho, se trata del área de esquí más extensa de todo el mundo, lo cual la convierte en una verdadera meca para los amantes de la montaña y los deportes invernales. Basta recordar que atesora instalaciones de renombre mundial como Courchevel, Méribel, Les Ménuires y Val Thorens.

El paraíso de los esquiadores

Les Trois Vallèes  atesora más de 280 pistas de esquí que se extienden por cientos de kilómetros y son capaces de satisfacer todas las exigencias: pueden plantearles nuevos retos a los esquiadores expertos o facilitarles el camino a quienes están dando sus primeros pasos.

En esta zona también se encuentra el famoso Snow Park y su Half-Pipe, que te permitirá llevar al máximo tus habilidades con la tabla de snowboard. Además, se trata de una de las pocas localidades de los Alpes Franceses donde se puede practicar el esquí durante los meses de verano. No tardarás en adivinar el por qué cuando distingas la imponente figura de El Aiguille de Péclet, un enorme glaciar que alcanza los 3.600 metros cubierto de nieve incluso en agosto.

Les Trois Vallées también representa un destino ideal para los amantes del esquí de fondo. Sus 118 kilómetros de pistas destinadas a esta especialidad se extienden sobre un paisaje que te dejará sin palabras, con vistas al Burgin Saulire, el Mont Charvet, los glaciares de Val Venoise y las cimas de la Grand Casse y del Grand Bec.

Encanto rural más allá de la nieve

Les Trois Vallèes debe su fama a las pistas de esquí pero lo cierto es que esta zona se puede disfrutar de mil maneras diferentes. Sus pequeños pueblos, como Orelle, Saint Martin y Belleville, ofrecen una estancia relajante donde olvidar las prisas de las grandes urbes. Tampoco podemos olvidar que la zona ofrece nada menos y nada más que 17 kilómetros de senderos entre los árboles, todo un lujo para los amantes de la naturaleza en estado puro.

No obstante, quizás uno de los mayores placeres que alberga la zona consiste en recorrer las callejuelas de sus pueblos mientras te apropias de las costumbres locales y degustas sus platos típicos, recetas que se han ido transmitiendo de generación en generación y que te harán agua la boca. No olvides llevar siempre la cámara fotográfica ya que no es inusual que al doblar una esquina encuentres a algún personaje famoso, que normalmente se alojan en Courchevel para disfrutar de la movida nocturna.

Aunque los precios en esta localidad pueden ser prohibitivos para algunos bolsillos, muy cerca se encuentra La Tania, un pueblo tranquilo perfecto para las familias, y Maribel, una localidad más joven y con un ambiente más glamoroso donde podrás tentar a la diosa Fortuna en el casino local.

Los sibaritas consumados también estarán de plácemes en Les Trois Vallèes porque podrán encontrar tiendas de moda exclusivas y, por supuesto, una amplia selección de los vinos franceses más exquisitos, que no faltan en ninguno de los restaurantes locales.

Y si quieres encontrar más sitios con encanto en Europa donde pasar unas vacaciones inolvidables, descubre las mejores ofertas aquí.

Escapada a Toulouse

Cuando pensamos en hacer turismo en Francia, tendemos a pensar en su capital como el mejor lugar donde pasar las vacaciones, París, visitando el Arco de Triunfo, el Panteón, Torre Eiffel, etc. Pero es un país lleno de pueblos y ciudades interesantes para poder visitar y disfrutar de igual manera de los días de descanso muy merecidos. Os proponemos Toulouse, al sur del país, cerca de Cataluña. Durante la Guerra Civil y la posterior dictadura franquista, muchos españoles se exiliaron y refugiaron en esta ciudad por su proximidad. Allí crearon una sede de resistencia antifranquista conocida como el nombre de ‘Quinta provincia catalana’. Así pues, todavía hoy en día hay abuelos, hijos y nietos españoles que viven allá debido en la guerra.
Toulouse es una ciudad con una gran riqueza patrimonial y arquitectónica. En primer lugar, hay el Anfiteatro de Toulouse, que fue lugar de numerosas luchas de gladiadors hasta el siglo IV. Es la construcción más antigua que se conserva en la ciudad, porque se construyó en el siglo I después de Cristo. También hay riqueza natural como el Jardín Royal, el primero de la ciudad, creado el 1754, que cuenta con vegetales exóticos y una gran diversidad de flores. Es un lugar ideal para visitar durante el verano, porque los árboles dan frescura y aire frente la temperatura calurosa. Escondida, se puede encontrar una escultura dedicada a pequeño principe Antoine de Saint-Exupéry.

Toulouse

Pero el lugar más importante de Toulouse y que más merece la pena ser visitado es, sin duda, el Capitol. Es allí donde hay la sede del Ayuntamiento y el Teatro Nacional del Capitol. Es un edificio majestuoso, de 8 columnas, con salas decoradas por artistas tan importantes como Jean-Paul Laurens, Henri Martin, Paul Gervais… Al teatro se realizan tanto obras de texto como óperas, que de hecho son más famosas. En el patio Henri IV fue asesinado el Duque de Montmorency, así que visitar esta construcción también implica viajar en el tiempo y conocer la historia de Toulouse.
En la ciudad hay también un gran abanico de museos. El más importante de todos es el Museo Saint-Raymond, donde se pueden encontrar obras de arte de la época romana y la edad media. Se trata de una colección local muy rica, con medallas, mosaicos, sarcófagos, esculturas, pinturas, etc., que se han encontrado al sur de Francia. También os recomendamos el Museo de Historia Natural, donde se puede ver una parte de la diversidad natural y animal que habita en la Tierra, para poder entender la relación entre el hombre y su entorno de una forma sostenible. La visita a Toulouse no os defraudará en ningún aspecto.

Santoña (Cantabria)

A muchas personas les apetece pasar sus días de vacaciones en una villa marinera, y pese a la temporada alta, en el lugar del que vamos a hablar no es difícil encontrar un albergue rural u hostal rural en el que alojarse. Santoña es casi una isla rodeada de monte, marisma y ría. Bañadas sus orillas por el Mar Cantábrico, esta pequeña ciudad encuentra su límite al norte en la playa de Berria y forma parte de un atractivo conjunto de villas marineras.

Hay muchas actividades deportivas y de ocio con las que disfrutar en Santoña. Las rutas a pie se entrecruzan en la villa para mostrarnos lo mejor de cada paraje. De la ría hasta el monte, pasando por la marisma. Marisma además, que conforma un paraje natural de excepción, protegido por su riqueza en flora y fauna, sobretodo en aves migratorias y fauna marina.

Santoña

Santoña empezó a conocer su esplendor con la construcción del monasterio altomedieval de Santa María del Puerto, una interesante muestra del patrimonio de la ciudad. Su importancia estratégica queda más que clara cuando se construyen las tres fortificaciones que aún pueden visitarse, el Fuerte del Mazo, el Fuerte de San Martín y el Fuerte de San Carlos. Los curiosos no querrán perderse ninguno de los dos faros de la villa. El Faro del Pescador puede visitarse tras una tarde en la playa de Berria y es imprescindible subir los 800 escalones del Fato del Caballo para apreciar unas vistas magníficas.

Muchos de los hostales rurales ofrecen menús a buen precio en sus restaurantes, donde no podemos perdernos el cocido montañés o un buen plato de bocartes. Por supuesto, no puede concluirse este artículo sin mencionar las anchoas de Santoña. La villa es conocida por sus conserveras y si hay un recuerdo adecuado que llevarnos a nuestra vuelta a casa tras las vacaciones, es una lata de estas anchoas espectaculares.

Carmona

A 33 kilómetros de Sevilla destaca Carmona, un pueblo lleno de historia con un rico patrimonio cultural. El enclave de Carmona cobra importancia en la época romana. Todavía hoy quedan muchos vestigios que demuestran la importancia que la villa tuvo durante este periodo. Como prueba, el hecho de que llegó a acuñar moneda propia.

Los enamorados del mundo clásico no pueden perderse la visita a este encantador pueblo, donde podrán alojarse en cualquiera de los hostales rurales o albergues rurales de las inmediaciones.

Carmona

Se conservan en Carmona varios restos de la Vía Augusta, que se utilizó hasta la Edad Media, además de un puente. La ciudad, hoy en día, reproduce la distribución urbanística que tuvo en tiempos romanos. En el recinto amurallado permanecen las dos puertas principales, la de Sevilla y la de Córdoba, también romanas.

Pero no terminan aquí las señales de la importancia que tuvo Carmona, pues en esta tierra se ubicó uno de los templos más remarcables de la Hispania Romana. Algunos capiteles y tambores de los fustes son testigo. El amplio e interesante conjunto funerario, “la Necrópolis”, completa el recorrido por la Carmona romana. Este conjunto de tumbas fue descubierto en 1868 por casualidad y las investigaciones arqueológicas realizadas desde entonces demuestran que es un conjunto único, usado del I a.C. hasta el IV d.C.

Las fechas más recientes han dejado también su impronta en la arquitectura religiosa, civil y militar. El recorrido que une la Plaza de San Fernando con el antiguo Ayuntamiento está salpicado de casas de estilo renacentista y mudéjar. Durante este paseo tendremos la oportunidad de curiosear el Museo de la ciudad, una visita interesante para conocer mejor la villa.

Para terminar un día en Carmona, nada como unirse a la Ruta de las tapas, que nos llevará a degustar lo mejor de su cocina, antes de retirarnos a descansar.

Nerja, el encanto de la costa malagueña

Nerja

Nerja

 

Nerja es un pueblo malagueño lleno de encanto, famoso por haber sido durante los años ochenta el escenario de la televisiva serie “Verano Azul”. Situado en plena Costa del Sol, a poco más de una hora de Málaga ciudad y con un paisaje espectacular, es un destino estupendo para disfrutar de unas vacaciones playeras bajo el sol.

 

Ubicado entre el monte y el mar, Nerja es un pueblo que tiene una amplia zona de costa, llena de rocas y acantilados que ofrecen bonitos paisajes. Pero también de playas que invitan a extender la toalla sobre sus arenas y a tomar el sol. Algunas de las playas más populares de la zona son La Torrecilla, Maro, el Playazo o las Alberquillas.
También mirando al mar, está el Balcón de Europa. Se trata de un mirador desde el que se puede contemplar el horizonte azul, la costa y las típicas casas andaluzas encaladas de blanco que se expanden por la montaña.

 

Sin embargo, uno de los principales atractivos de este pueblo es la famosa Cueva de Nerja. Fue descubierta en 1959 y no tardó en darse a conocer. Desde entonces, su nombre figura en casi cualquier guía del turista. Se trata de un espacio de gran belleza, con abundantes estalactitas y estalagmitas, y con antiquísimas pinturas rupestres.

 

La Cueva de Nerja ocupa más de 35.000 m2 de superficie y se divide en tres tramos: las Galerías Altas, las Galerías Nuevas y las Galerías Turísticas. Estas últimas están abiertas al público y pueden visitarse todos los días. No deberías perdértelas. Durante el mes de julio, además, hay un festival de Música y Danza que permite disfrutar de conciertos y otros espectáculos en este rincón tan especial.

 

Otros lugares interesantes que visitar en Nerja son la Ermita de las Angustias, de estilo barroco; la iglesia de el Salvador o el Acueducto del Águila.

Sierra de Gata, el jardín de Extremadura

La Sierra de Gata es una de las zonas más turísticas de Extremadura y es que es una comarca en la que la conjunción de una serie de factores le proporciona unas características únicas en cuanto al paisaje, la preservación e incluso el clima. Se trata de una comarca cuyo aislamiento ha sido durante siglos un factor de ralentización en su crecimiento y sin embargo hoy tenemos que agradecerlo como un favorecedor de la preservación, tanto en las costumbres y tradiciones de sus pueblos, como en la pureza y el auténtico estado virgen de su entorno natural.

Sierra de Gata ya no está aislada, es más es una de las pocas zonas de España en la que la oferta turística está en constante crecimiento y renovación por exigencias de la demanda. Se la considera una gran “reserva natural”, dotada de un microclima sorprendente gracias a la protección de la sierra, lo que la convierte en un espacio privilegiado para la agricultura, incluso para cultivos tropicales que nunca nos imaginaríamos en Extremadura, como aguacates, kiwis y hasta plátanos.

sierra de gata

Toda la zona de Sierra de Gata está protegida, por estar considerada “Reserva Biológica”. La riqueza y variedad de su vegetación, que abarca desde dehesas a bosques atlánticos de castaños, robles, encinas y alcornoques, sólo es comparable a la de su fauna, de la que destacan sus colonias de grandes aves, sobre todo rapaces, que han sido la causa de que en Cáceres se haya puesto de moda el bird-watching como una actividad turística y consolidándola como una de las pocas zonas donde es posible el avistamiento de aves como el buitre negro, el halcón abejero o el águila calzada.

Esta importante riqueza natural ha propiciado el desarrollo del turismo activo, con una gran oferta, tanto de actividades como de alojamientos, algunos de ellos realmente sorpresivos, como la Almazara de San Pedro, un coqueto hotel rural ubicado en una antiquísima almazara (fábrica de aceite) de origen árabe. La almazara de San Pedro conserva los antiguos aljibes subterráneos, hoy utilizados como baños árabes privados, a modo de íntimo spa, una característica que se acentúa con una oferta de servicios para el bienestar y una exquisita carta gastronómica.